lunes, 10 de agosto de 2009

LA PUERTA CON CANDADO


El mal olor de la casa no provenía de los "juguetes" que encontró Rufino, tampoco de ningún alimento que se hubiése quedado en la nevera pudriéndose, ni de aguas estancadas... Investigando por la lujosa casa, Shun encontró una habitación extraña cerrada con candado. En su interior parecía encontrarse el misterio del nauseabundo aroma.


"Así es, aquí dentro huele como cuando dejas el cubo de la fregona una semana sin cambiar o como la rispiada reseca que tu padre, Rufino, deja en los calzoncillo y que luego yo tengo que limpiar a mano", afirmó Conchi ante el descubrimento de su hijo. Ahora sólo faltaba encontrar algo en la casa para abrir el candado.


No hizo falta buscar ningún martillo o destornillador para abrir aquel candado. Vanexa se las apañó sola para hacerlo con su prominente mandíbula, que cualquier coleccionista de navajas suizas desearía tener en su haber. Ahora sólo faltaba entornar la puerta y descubrir qué es lo que se encontraba tras ella. ¿Serían los pies sudorosos del ex pianista de Parada o la flor de Carmen de Mairena después de haberse tirado a todo un equipo de sumo japonés? CONTINUARÁ...

3 comentarios:

Ego dijo...

Esa Vanexa es un cracK.
Yo opino que detrás de la puerta está mi jefe el Borracho.

Paso a dejarte un saludo antes de partir a Atenas.

Feliz todo

Deprisa dijo...

Jajajajjaja No veas que miedo me da saber que hay dentro. Casi prefiero un funduido en negro y un "se soluciono" xDDD

Anna Jorba Ricart dijo...

Dirty, gracias por tu visita...
Me he divertido un montón con la historia de la familia Rufianes, seguiré con atención su desenlace...